28 November 2022

Belenos RC

Página Web Oficial del Belenos Rugby Club. Equipo de Avilés, Asturias.

El Pasek Belenos vence al Gernika por primera vez junto a su afición

PASEK BELENOS RC – 24: Pacheco, Domínguez, Brizuela, Tapia, Olmo, Parnas, Larrañaga, Rico, Tano Përez, Migale, Chipi, Silva, Fran, Méndez y Giuliano. También jugaron Rumen, Bravo, Hidalgo, Mastouri Aristemuño, Trigo, Navaja, Seba y Fuentes

GRUPO INTXAUSTI GERNIKA RT -10 : Orgambide, Snyman, Jon Aboitiz, Zearreta, Gous, Foruria, Fran González, Demargasso, Escolar, Winterbach, Gorostiza, Zavala, Ávila, Keanu Langevelt y Quaid Langevelt. También jugaron Fernández, Omaetxebarría, Pastoriza, Maruri y Fabish

Árbitro: Iñaki Muñoz asistido por Julio Francisco Fernández y Eduardo Martín

Campo: Muro de Zaro, en perfecto estado. 1.200 espectadores, cuatro grifos 18 barriles de cerveza y un food truck.

Secuencia del marcador.0-5, 7-5, descanso, 10-5, 17-5, 24-5 y 24-10.

Dos de dos para el Pasek Belenos. No está nada mal para un novato en División de Honor como es el caso de un cuadro avilesino que se plantará en la tercera jornada en Madrid, ante el Cisneros en el Central de la Complutense, sede la selección española, con nada menos que 8 puntos en la clasificación. Todo un sueño.

El primer encuentro de la historia en la máxima categoría del rugby nacional comenzó en el Muro de Zaro en mitad de un ambiente espectacular. Los nervios se mezclaban con la expectación después de que el equipo dirigido por Pablo Artime se llevase el triunfo en Valencia ante Les Abelles el pasado fin de semana. El quince con el que formó el Pasek Belenos fue bastante novedosos con respecto al primer encuentro liguero, circunstancia que propició bastantes desajustes en las fases estáticas, sobre todo en la touche, habitualmente dominada por un Juan Aristemuño que, en esta ocasión, ocupó plaza de inicio en el banquillo. Las melés eran un dolor de cabeza para los locales, formaciones en las que el Gernika cimentaba su juego ofensivo ganando metros y sacando golpes de castigo. EL medio melé vizcaíno, Jokin escolar, movió a su equipo de lo lindo obligando al Pasek Belenos a redoblar esfuerzos en defensa, cosa que realizó de manera admirable placando con firmeza y ocupando los espacios de forma eficaz. Demergasso abrió el tanteador en el minuto 12 rematando una melé visitante que avanzó hasta la zona de marca avilesina. La transformación posterior no fue buena y el Pasek Belenos pasó a campo contrario con mucho esfuerzo y poca fluidez. Durante esta primera mitad el Gernika disfrutó de muchos balones dentro de una 22 avilesina en la que los locales se defendieron como gato panza arriba y se las arreglaron para no encajar más puntos pese al dominio territorial vasco. No fue hasta las postrimerías  de la primer manga que la delantera local enganchó un par de golpes de castigo chutados a touche poniendo en marcha su temible maul dinámico. El ensayo llegó tras una de estas acciones, bien rematada al alimón entre Parnas y Brizuela. Migale transformó el7 a 5. El Pasek Belenos, realizando un ejercicio de supervivencia había alcanzado al descanso con dos puntos de ventaja en el electrónico sin haber desarrollado su mejor nivel. La segunda parte comenzó por los mismos derroteros. Las melés para Gernika eran una fuente de de golpes de castigo a favor de los visitantes. El Pasek Belenos bastante tenía con resistir a cinco metros de su zona de marca toda la serie de intentonas verdinegras. Aquella situación olía a ensayo pero el Gernika, tras encadenar multitud de fases, se vio obligado a abandonar la 22 avilesina sin nuevos puntos en su zurrón debido a la disciplina defensiva en el placaje y a algunos errores tanto de manos como en el saque de alguna touch pegada a la línea de marca. Entonces llegaron las sustituciones y todo fue cambiando poco a poco. Los jugadores de refresco le vinieron de perlas a un Pasek Belenos que, a trancas y barrancas, se deshizo de la presión territorial, alejó al ataque visitante de su propia 22 y comenzó a atacar con peligro. Winterbach recogió una patada en 22 del Gernika y salió al contrataque sin apoyos, en el placaje, Olmo pescó el oval y forzó un golpe de castigo frente a palos por retenido. Migale transformó los 3 puntos de la patada sin problemas colocando el 10 a 5. Ahí se vio al mejor Pasek Belenos. La toche se asentó con la incorporación de Aristemuño y la buena dirección de Nacho Fuentes desde la demarcación de medio melé surtió efecto, pero el Gernika aun seguí ahí en el marcador y estaba muy vivo. Los hermanos Langlevelt, ala y zaguero dieron mucha guerra constituyendo una amenaza constante con su velocidad y contrapiés.

El encuentro se rompió a favor de los locales en el último tramo. EL Pasek Belenos volvió a enganchar un touche maul de antología bien rematado por Parnas. La grada estalló. Los 950 espectadores del Muro de Zaro respiraron tras más de una hora de encuentro en los que animaban para no encajar y ahora veían como su equipo anotaba. Los locales demostraron más determinación y tal vez mayor fondo físico en estos minutos. El Gernika lo intentaba ya más a la desesperada con el cronómetro en contra cometiendo imprecisiones  y dando lugar a los contrataques locales. Fran del Pino volvió a meter al Pasek Belenos en la 22 contraria gracias a dos buenas patadas a seguir y poco después Rafa Migale hacía lo propio sacando a relucir su buena pierna derecha. Una buena consecución de fases a 5 metros terminó con un nuevo ensayo por parte de Toffa Domínguez y el panorama se aclaró definitivamente. Migale amarró los dos puntos de la trasnformación y, con el 24 a 5 comenzó la fiesta en la grada. Los últimos compases, fueron para el Gernika pero el último ensayo anotado por Quaid Langlevelt solo dio para recortar distancias colocando el definitivo 24 a 5. Histórico.

Deja un comentario