30 November 2022

Belenos RC

Página Web Oficial del Belenos Rugby Club. Equipo de Avilés, Asturias.

Bruno Heit: “Jugar en el Muro es un show. Que la gente confíe, queremos llevar al Belenos a lo más alto y tenemos con qué”

Con apenas 21 años, el argentino Bruno Heit se ha convertido en uno de los pilares fundamentales para el Pasek Belenos esta temporada. Su velocidad ha logrado numerosos ensayos y la potencia de su patada le ha permitido superar las 50 transformaciones en lo que va de temporada. En su primera temporada jugando fuera de su Argentina natal, y su primera experiencia fuera de su club de toda la vida, el Club Atlético Estudiantes de Paraná Entre Ríos, Heit se ha convertido en titular indiscutible para un equipo en el que el talento individual de cada jugador ha logrado conformar un grupo con aspiraciones serias al ascenso a División de Honor.

Tu llegada al Pasek Belenos supone para ti una experiencia totalmente nueva. Primera vez saliendo a jugar fuera de tu país y dejando tu club de siempre. ¿Cómo llevas la experiencia?

La verdad es que venimos muy bien, tenemos lindo grupo y se hace muy agradable estar aquí. Por suerte nos esta yendo bien en los partidos, y todo suma a ayudar a que toda la experiencia sea mejor. Un amigo mío había jugado aquí hace unos años, me contactaron y hablé con Felipe Blanco en verano. Tenía dudas, pero terminé por decidirme a probar porque quería tratar de llevar mi juego a lo más alto que pudiera. 

¿Te ha sido complicado trasladarte a otra ciudad?

Por suerte me adapte bien. El tema de la lluvia ha sido lo más difícil, no estaba acostumbrado a que lloviese todo el tiempo, o que empezase a llover de la nada. Eso fue y sigue siendo medio difícil, pero por suerte es muy fácil acostumbrarte a todo lo demás; al club y a la gente de aquí, que te acogen muy bien. 

¿Ha merecido la pena entonces?

Sí, ampliamente, Sobretodo en el plano personal más que nada. Esta experiencia me ha permitido crecer como persona. En el plano deportivo creo que también me ha venido muy bien, poder mostrarme y alcanzar el nivel que quería. Creo que al menos de momento se viene dando bien. 

Como he comentado con algunos de tus compañeros, habéis creado un buen grupo tanto dentro como fuera del campo. ¿Favorece eso a los resultados?

Es un plus poder llevarte bien fuera de la cancha y poder trasladar esa buena parte de la relación al juego, sin duda ayuda a que estemos dando un buen nivel. Fuera de la cancha somos un grupo más de amigos que la pasamos bien. 

Haciendo un repaso por la temporada, la primera fase fue prácticamente un éxito. Jornada tras jornada parecía que el sueño de clasificarse dentro del Grupo Élite no era tanto un sueño, sino una posibilidad.

Los primeros meses fueron los más difíciles, más que nada porque los de afuera no sabíamos cómo eran los rivales con los que nos íbamos a encontrar. Poco a poco nos fuimos dando cuenta que tenemos equipo para ascender, para pelear con cualquier equipo de toda España, y lo que buscábamos es lo que fuimos generando. Ahora estamos listos para lo que se nos viene, jugar una semifinal y pelear por lo que todo el club y la ciudad sueña.

También llegaba de nuevas Pablo Artime, que quizás conocía mejor a qué equipos se enfrentaría, pero no a qué jugadores iba a tener. ¿Cómo está siendo trabajar con él?

Muy muy bueno. Pudimos establecer un buen vinculo de confianza, de decir cómo nos parecen las cosas y charlar, ser todos partícipes de todo. Él nos ayuda mucho, más que nada en la parte de forward y tres cuartos, que es a lo que se dedica. Ese vínculo de hablar las cosas nos ha llevado a ser el equipo que somos. 

Ya en el Grupo Élite, parece que lo peor que os ha podido pasar fueron los largos desplazamientos. ¿Fueron complicados los viajes?

Un poco te afecta porque son muchas horas, duermes menos y es difícil adaptarse. Personalmente pienso que viajar y conocer sitios siempre es lindo, pero en el plano rugby nos afectó un poco porque nos tocó Almería, que fueron 12 horas, Valencia  que fueron 11, y Barcelona, 9. Por suerte hemos podido volver de todos esos sitios con puntos.

El tropiezo llegó en la primera jornada con esa derrota ante el Industriales, pero desde aquella habéis ido enlazando victoria tras victoria hasta llegar al primer puesto de la tabla, y matemáticamente clasificados, aún a falta de un partido. ¿Cómo vivís esto desde el vestuario?

Se vive de la mejor manera, después de la derrota pudimos establecernos, estar más juntos que nunca. Al final nos ayudó más de lo que nos perjudicó. Además, después de eso empezaron a crecer los apoyos, en la ciudad se siente ese ambiente de que quieren ganar todos, que confían en nosotros y que saben que tenemos equipo para ganarle a cualquiera. A día de hoy creo que somos un equipo a vencer, porque todos los que nos han enfrentado y todos los que nos subestimaron alguna vez se encontraron con un Belenos que no esperaban, y eso nos permitió también ganar confianza en nosotros.

La ciudad en particular y el rugby asturiano en general se vuelcan cada jornada más con vosotros, y el Muro de Zaro cada domingo está más lleno que el anterior. ¿Qué les trasladarías a esos seguidores?

Siempre es hermoso jugar en el Muro, es un show. La gente se hace sentir todo el tiempo, durante los 80 minutos, antes y después del partido, es un plus buenísimo y nos ayudan un montón a ser fuertes en casa, que es algo muy importante ahora. Decirles que su apoyo es muy importante en esta fase, más este domingo frente a un rival como el Santander. Se hacen sentir mucho, nosotros les sentimos dentro del campo empujando, y haremos todo para poder llevar al Belenos a lo más alto, que confíen, que tenemos con qué. 

¿Aunque matemáticamente estéis clasificados para semifinales, eso os relaja u os motiva más para el domingo?

No nos relaja, porque aunque estemos primeros ahora, un mal resultado nos puede hacer quedar segundos. Además, es un rival que cuando fuimos a Santander empatamos y fue un partido que sentimos que podíamos ganar. Que vengan al Muro es un plus porque sabemos que podemos ganar y queremos hacerlo, para quedar primeros y asegurar la localía en las siguientes fases. 

¿Qué ambiente general tenéis de cara a las semifinales? ¿Más nerviosos?

Yo creo que la mayoría de los chicos están más que nada ansiosos. Estamos tratando de creernos lo que está pasando, pero queremos enfocarlo más como un disfrute que nervios, aprovechar el momento que estamos viviendo. No todos los días se juega una semifinal, o una final, por el ascenso. No tenemos presión, venimos haciendo un buen trabajo, muy lindo, y queremos disfrutar lo que nos viene, porque es lo que nos ganamos desde que venimos trabajando ya en octubre. 

Pensando un poco más allá, ¿Cuál es el futuro de Bruno Heit?

Mi deseo principal es llegar lo más lejos que pueda en Belenos. Me gustaría poder ascender, jugar esa final por el ascenso y ganarla. Jugar una final, poder sentir esa adrenalina. Luego tendremos que plantearnos el futuro, me gustaría llevar mi rugby al nivel más alto que pueda, y aunque hoy es incierto, y en un futuro decidiré, lo que quiero es ascender y tratar de llevar al Belenos lo más arriba que podamos.  

Deja un comentario