Olaya Gago analiza la primera temporada del equipo femenino

La capitana del Pasek Belenos femenino, Olaya Gago, ha decidido compartir este texto con toda la familia del club aprovechando el tiempo libre que deja la cuarentena para reflexionar y escribir. ¡Gracias por tu compromiso dentro y fuera del campo, Oli!

Para el sénior femenino:

Teniendo en cuenta las circunstancias y viendo que nuestra primera Liga “oficial” ya se ha acabado, sin tener la oportunidad de decíroslo en el último partido que íbamos a jugar como tenía pensado… me veo en la situación de comunicarme por vía telemática.

Ojalá poder teneros delante, hoy viernes, con un buen vino de El Trisquel, y contaros en persona lo que vais a leer ahora. No sé muy bien como empezar a escribir esto para que estas palabras no sean un mero texto, sino para que os llenen lo mismo que ha llenado a mi el escribirlas.

El año pasado a estas alturas empezaba todo esto, empezaba a olerse un ambiente de equipo, de ganas de competir y de ganas de aprender.
Todas partiendo del mismo nivel, que era cero, y aprendiendo juntas a saber querer a este deporte, a saber entenderlo, a saber comprender sus normas de juego y sus normas de valores. Empezaba a verse a un grupo de chicas que ya hablaban de “ojalá jugar más findes” y no solo uno cada mes.

Poco a poco y sin frenos, esas chicas iban aumentando, querían más entrenamientos, más seriedad, querían formar un equipo “de verdad”… querían tanto y tantas cosas que lo consiguieron y se formó el equipo femenino del Belenos. El único equipo de chicas que representa a nuestra villa en este deporte, chicas valientes que han empezado de cero y han quedado en pocos meses terceras de Liga. Chicas que han apostado por esto, que han dejado muchas cosas de lado y muchos días por estar aquí hoy, por ser parte de este proyecto. Chicas comprometidas y competitivas. Chicas de muchas edades que se han esforzado en entenderse y ayudarse.. Chicas que han descubierto que estos meses siempre serán una etapa que recordaremos muy feliz. Chicas que han tenido la suerte de haberse sentido apoyadas por su club que tampoco dudo en decir sí a esto.

A partir de esos meses de ganas, de ojalás, de poder pensar que a lo mejor lo haríamos bien.. La hipótesis se transformaba en realidad y de las palabras había que pasar a los hechos. Y así fue. No hay mejor forma de demostrar todo eso que queríamos conseguir que desde septiembre ser el equipo que más días entrena a la semana, cuatro días de cinco más partido el fin de semana.

Sabíamos que partíamos de un escalón menos que el resto de equipos, o de dos o de tres… partíamos de no saber jugar a empezar a saber que se pasa hacia atrás, partíamos de la base de que no teníamos picardía ni experiencia, y el resto si, partíamos de no saber que era un golpe de castigo, partíamos el camino con un cartel de novatas en la frente que nosotras mismas sabíamos que teníamos, partíamos con todo el miedo de no saber que pasará, partíamos con nuestra propia incertidumbre y de mucha más gente que estaba pendiente de esto, partíamos de muchos deportes previos pero ninguno con forma ovalada…Y que guay.

Que guay que este grupo vayamos evolucionando juntas, que nos vayan haciendo ilusión las mismas cosas, que nos emocione ensayar, ganar, o placar, que nos haga una sonrisa enorme ver como salen las cosas en general.. porque solamente hay una cosa más bonita que ver ilusión en los ojos de una persona y es mirar a un grupo de veintitantos con la misma luz.
Para mi, a pesar de todas las cosas que tenemos y debemos de corregir para ser mejores personas y luego para ser mejores jugadoras, habéis sido ejemplo de muchas cosas.

He intentado estar atenta de cada problema que habéis tenido, sabía y era consciente de situaciones familiares, de situaciones económicas, de situaciones profesionales, de situaciones psicológicas… intenté, muchas veces en silencio, y otras con un chiste, con un abrazo o con un café, durante todo este año que estas situaciones se pusieran en un lado cada vez que entrábamos al campo a entrenar.

Para mi habéis sido ejemplo de compromiso, de amistad, de ilusión, de humildad, de aprendizaje, de ganas, de saber priorizar, de entrega..
A principio de este año os dije que las críticas las quería constructivas y no destructivas porque estas últimas hacen que los equipos se desintegre y que esa luz de la que hablaba se vaya apagando…

A pesar de todo lo bueno que hemos aprendido, sabemos cada una de nosotras que tenemos que seguir mejorando esto, cada una tenemos que esforzarnos en ser mejores personas, y después mejores jugadoras. Analizar esa frase que ya medio dije antes y leerla tres veces.

Para que esta familia crezca y mantener lo que tenemos en este vestuario necesitamos la actitud de todas. Y esto tiene que seguir siendo con un grupo fuerte fuera del campo, tratándonos igual que una familia, con sus roces pero con todo el amor… Y después, salir al campo con todísimas las críticas constructivas que podamos tener y seguir avanzando.

Quiero seguir sintiéndome orgullosa de lo que somos capaces de hacer, de lo que somos capaces de entender, de la capacidad que podemos llegar a tener de empatizar. Quiero que mi equipo sea fuerte, que todas tengamos un hombro al lado y vayamos a él con toda la confianza, sin juzgar ni cuestionar a nadie.

Con nuestros días malos hemos llegado aquí. Con nuestras lesiones hemos llegado aquí. Con todo, hemos llegado aquí. Y de aquí, y con todo lo que ya sabéis, seguiremos subiendo. Sigamos siendo un grupo, y sigamos avanzando. Ahora, en el vestuario prepartido, os diría que cerraseis los ojos y empezaría a dar vueltas alrededor vuestra acercándome a cada una con voz de hipnotizar.. y os contaría todo esto, pero también podría deciros con vuestro nombre y apellidos lo bueno que habéis aportado individualmente este año a este equipo. Todas, dejando a un lado los minutos y las cualidades en el juego, sumáis y hacéis que esto salga bien.

Muy orgullosa de que esto haya sido así y de tener la certeza de que seguirá siendo. Muy afortunada de todos los que indirecta y directamente formamos parte del equipo. Muy contenta de poder contar con Marimar en el vestuario, del apoyo de la familia y amigos en los partidos, del color azul y blanco que llevamos en nuestra camiseta… y muy muy muy orgullosa de nuestro entrenador. Todas de forma unánime somos conscientes del “10” que tienes como coach Isra. Siendo una más, un ejemplo de compromiso, y el mejor ejemplo que podíamos tener para aprender a jugar y a comprender el rugby y todos sus “truquillos”. Eres muy grande, fuera y dentro, te quiero en mi equipo.

Concluye esta primera “toma de contacto” que para mi ha sido muy especial y me acordaré siempre de ella con todas vuestras caras en mi cabeza. Como os dije muchas veces, disfrutemos de esto y del momento que tenemos delante, que nos siga dando felicidad salir a jugar y desconectar de nuestras rutinas de esta forma. He intentado hacer lo mejor que pude lo que me tocaba resolver en cada momento, he tomado las decisiones siempre pensando en el interés colectivo y no en particulares, he pegado alguna voz con la única intención de seguir avanzando, he dejado, como todas, muchas cosas de lado, he aprendido con vosotras y siendo una más de esto.

Vayamos a por la “segunda toma de contacto” con las mismas ganas y actitud que hasta ahora. Pensemos en todo lo bueno que nos ha dado este deporte estos meses y sigamos cuidándonos así. Sigamos siendo un grupo, sigamos respetándonos entre nosotras para que nos respeten los demás.
Como siempre os digo.. muy contenta de ser, primero jugadora de este equipo y segundo capitana. Si dijera cosas románticas, os diría que os quiero.

No tengo nada que decir acerca de la canción (pulsa para escuchar). Lo de la intensidad veo que no va a cambiar.

Olaya

Suscríbete a nuestras noticias

Introduce tu correo electrónico y te mantendremos informado sobre las últimas noticias del Belenos RC.

Deja un comentario