“Es un orgullo ser capitán del Oxigar Belenos, pero a la vez una gran responsabilidad”

Iyán Duque Pérez (Avilés, 13 de diciembre de 1993) es el prototipo de jugador del que el Oxigar Belenos RC se siente orgulloso cuando sube al primer equipo. Es un producto de la cantera, comenzó a practicar el rugby a la edad de quince años y gracias a su dedicación, entrega y buen hacer, tanto dentro del terreno de juego como fuera de él, sólo seis años más tarde es el capitán del equipo que esta temporada compite en División de Honor B tras el ascenso histórico del año pasado. 
Actúa como zaguero o medio melé y algo tendrá el agua cuando la bendicen, ya que Iyán ha formado parte de la Selección Asturiana en todas las categorías. Uno de los días más felices de su aún corta trayectoria fue el que consiguió el ascenso a la categoría de plata del rugby nacional con el equipo de su ciudad, pero apuesta por un final de temporada vibrante que les lleve a celebrar la permanencia en División de Honor B junto a toda la afición.

– ¿Cómo y porqué comenzaste a practicar rugby?

Pués un día fueron a hacer la captación de jugadores al instituto y dos amigos se apuntaron. Yo empecé a ir con ellos a la semana siguiente y me gustó. Por aquel entonces yo compaginaba el equipo de rugby con el balonmano y la siguiente temporada me decanté por el Belenos junto a mis amigos  y hasta hoy. Puedo decir que estoy muy satisfecho de la decisión tomada en su día.

– ¿Qué destacarías de este deporte, qué te llevó a decantarte por él?

Pués además de los valores por todos conocidos que tiene el rugby a mí me parece un deporte de equipo muy completo y lo que me llevó a decantarme por el Belenos fue la unión y la amistad que existe entre nosotros. A mi me compensaba más entrenar con mis amigos y sentirte miembro de una familia cada vez que vas a un entrenamiento o partido que no entrenar con gente con la que no era tan afín.

– ¿Podrías explicar, para alguien que no sepa como es el Belenos, lo que significa el club para vosotros?

Para mí es un sentimiento de familia. Y no se dice por decir porque entre entrenamientos,actividades que hacemos con el club como cuidar de la cantera, los festejos de Carnaval, los viajes y los partidos te puedo asegurar que estoy más tiempo con ellos que con mi madre. Siempre estamos muy unidos, cuando acabamos de entrenar o de jugar tomamos una cerveza juntos, los viajes de diez horas unen mucho. Lo que decía, un sentimiento de familia.

belenoslanueva

– Ese sentimiento de propiedad que tenéis en el Belenos imagino que os ayudará a sacar fuerzas de donde no las hay en el campo, ¿no?

Es asi. Cuando casi todos somos de la casa y en la alineación miras hacia la izquierda y está tu compañero de instituto y miras a la derecha y está tú amigo con el que tomas cervezas es muy difícil que no te dejes la piel por ellos y por la camiseta que nos une a todos en una misma idea. Es así, al final somos nosotros los que tenemos que tirar adelante porque nadie te va a venir ayudar desde fuera a excepción de los fichajes que el club requiera en cada momento.

– Después de seis años en el Belenos Rugby Club te ofrecen la capitanía, todo un orgullo para un canterano de 21 años

Está claro que es todo un orgullo pero también es un peso, una responsabilidad muy grande que a mí de momento me cuesta un poco asimiliar ya que es mi primera experiencia como capitán y espero mejorar en esta faceta y si puede ser estar como capitán todos los años que esté jugando. También están en la terna de capitanes Pablo, Heres y Fortea, que me ayudan en todo momento a entender la tarea de un capitán, a cuando tengo que ejercer como tal, actuar como amigo o compañero. Poco a poco le vamos tomando el pulso al cargo y en gran medida se lo debo a ellos.

– El año pasado vivísteis una temporada histórica, ¿fue una gozada para tí como avilesino ascender a División de Honor B con el equipo de la ciudad?

La temporada pasada la verdad que vivimos un año excepcional. No ganamos todos los partidos por dos encuentros malos que tuvimos, pero la verdad que fue una temporada para enmarcar. Este año se nota mucho el cambio de categoría, que es mucho más exigente a todos los niveles. Requiere más esfuerzo, más horas de entrenamiento y aparte luego cada uno intenta hacer algo por su cuenta, ir al gimnasio o cosas así y lo más importante es estar todos a una y hacer grupo, hacer familia como comentamos antes.

– ¿Afectó mucho en el vestuario el cambio en el cuerpo técnico a media temporada?

Sí que nos afectó, pero no tanto como se podría pensar en un principio. Pese a estar regular de moral cuando estuvo Fortea con nosotros ganamos dos o tres partidos y sí es verdad que cuando llegó Copetti estábamos un poco más bajos en el apartado físico y hubo que hacer una pequeña pretemporada para recuperar el tono físico que Mario había visto en nosotros la temporada pasada.

– Lleváis dos meses trabajando con el míster y el balance es positivo con la salvedad de las dos últimas derrotas, ¿estáis animados en el vestuario con conseguir la permanencia en los cuatro partidos que os restan?

Tras la pretemporada que hicimos ganamos al Bahtco y Uribealdea, que contábamos con ello, y en el que teníamos que sumar puntos y no pudo ser fue en Valladolid ya que el del Bera Bera era un extra en el que si sacábamos algún punto o un bonus defensivo ya estaba bien y si ganábamos mucho mejor. Pero el partido que nos hizo un poco de daño fue ante el VRAC en Valladolid, nos ha picado el orgullo perder así con ese marcador y jugar tan mal. Lo cierto es que ese campo se nos da fatal, no se el motivo si es el terreno de juego, pero es así.

belenoslavoz

-Disponéis ahora de tres semanas en las que podéis recuperar lesionados y sumar conceptos a la manera de entender el rugby que tiene Copetti.

Si, así es. Mario va a hacer otra pequeña pretemporada de una semana con bastante carga de trabajo y vamos a jugar como quiere él. Después tendremos tiempo para preparar el partido contra Aparejadores de Burgos, que es un encuentro que deberíamos ganar porque después visitaremos al Real Oviedo y al Eíbar que ahí sí que tendremos que dar la cara si queremos obtener buenos resultados. Cerramos el curso en casa contra el Salvador, aunque esperemos obtener los puntos necesarios para llegar a ese último partido salvados y no tener que jugárnosla toda a una carta.

– ¿Ves una base asentada en el equipo para mejorar en las próximas temporadas?

Yo creo que sí, que tenemos opciones de ir a más porque ahora hay mucha gente de mi generación y de las posteriores que están tomando protagonismo en el primer equipo y a buen seguro el número irá aumentando, no ahora de repente pero poco a poco. Vamos cogiendo experiencia y dependiendo de las posiciones que haga falta cubrir irán subiendo. Por ponerte un ejemplo antes había muchos pilieres, se fueron acabando y ahora están entrando Gallo, Koke Patxi y gente así de la cantera y ese ejemplo vale para el resto de posiciones.

– ¿Tenéis alguna referencia los canteranos dentro o fuera del club que haya conseguido que améis mas este deporte?

Cada uno dentro del club puede tener jugadores más afines o en los que se fije más por la posición en el campo que ocupe o demás. También es cierto que al estar tanto tiempo juntos siempre acabas teniendo más trato con alguno que te da consejos y te da un poco el relevo generacional. Yo personalmente en la élite no tengo un jugador preferido aunque me gusta mucho el zaguero y los alas de Gales.

-Ademàs de estar en el primer equipo algunos jugadores y el entrenador os involucrais con la cantera y las actividades del club, ¿es gratificante?

Hombre, te tiene que gustar eso está claro. Lo más gratificante es pensar que en tres o cuatro años puedan estar entrenando conmigo en el primer equipo, jugando conmigo y disfrutando conmigo, eso sería maravilloso. La idea de entrenar surgió porque Ale Moreno llevaba los equipos de base y cuando se marchó comenté con Fortea que me gustaría entrenar no a niños pequeños, ya que no me veo capaz de llevarlos, pero sí a chavales de 14,15 o 16 años. Y ahí estoy, dirigido por Fortea con los equipos de esas edades, mientras que Juan, Kroli y Copetti se dedican más a la base, a los equipos pequeños. 

-El sábado comienzan los Juegos del Principado en los que el Belenos tendrá presencia, ¿qué se busca en esos torneos?

Lo más importante es jugar y disfrutar. En muchos casos será la primera vez que jueguen un partido de rugby y lo más importante es que participen, lo disfruten y jueguen. Yo supe que me quería dedicar a este deporte cuando jugué mi primer partido, que era una 'pachanga' siete para siete,  pero no es lo mismo que entrenar, es algo que disfruté mucho, el placar, los ensayos, nada es igual que en un entrenamiento. Así que lo importante es que lo disfruten y que hagan deporte en este caso con el rugby.

– ¿Podrías definirte como jugador?

Siempre es difícil definirse uno mismo pero bueno creo que soy rápido, no me cuesta tomar decisiones y soy de esos jugadores que si me tengo que jugar un balón lo hago y no espero que ningún compañero lo haga por mí. Creo que tomó buenas decisiones sobre el campo y me gusta el juego al pie.

iyan 2

– Para terminar, un mensaje para la masa social del Belenos, para que os apoye en estas cuatro finales que os restan para terminar la temporada.
Que confíen en nosotros, que lo vamos a dar todo y estamos seguros de que con su ayuda salvaremos la categoría. Sólo podemos pedirles que vengan a vernos, que nos animen, que para nosotros es mucho más fácil cuando vemos la grada llena. Es un plus, sales más animado al campo.

FOTOS: Juan Granero

Suscríbete a nuestras noticias

Introduce tu correo electrónico y te mantendremos informado sobre las últimas noticias del Belenos RC.

Deja un comentario